30 sept. 2009


No muy lejos, desde la altura de unas ramas, tres duendes malvados observan a Zibuky y a Sinamoon bañándose en el río.
.
- Mira... son ellos dice una horrible vocecilla señalando con su dedo largo y puntiagudo a los dos hermosos duendecitos.
.
- Uno de ellos dice: Sí... son los mismos que el Hada Negra de las Noches Frías ha visto reflejarse en su laguna de fuego, anunciando su llegada. VAMOS POR ELLOS!
.
- Ñamm Ñamm dice el otro, tengo hambre y me comeré sus cabezas de manzanas
.
- NO! le asesta un golpe en la cabeza el peor de los duendes, diciendo: Debemos llevárselos vivos al Hada de las Noches Frías para que nos de grandes recompensas y dejemos de vivir escondidos entre las ramas de los árboles como si fuéramos uno hongos apestosos, dice lleno de enojo.
.
- Pero si tú ya eres apestoso, le dice su compañero y por eso nadie te quiere en sus cuevas.
.
- Ya basta! le dice el malvado duende o te pegaré un coscorrón!
..
- Lentamente bajan por los recodos del árbol escondiendo sus mounstrosas figuras para acercarse cada vez más a sus presas.
.
- No hagan ruido, dicen entre ellos, no queremos que se asusten y corran como venados heridos.
.
Sin embargo Zibuky tiene los oídos muy alerta porque se preparó mucho para emprender esa gran aventura llena de emociones y peligros.
.
Toma de la manita a Sinamoon y le dice, ven jugaremos a las escondidas, pero no debes hacer ningún ruido porque si pierdes no te devolveré tu cajita mágica, le dice para distraerlo. No quiere que se asuste tanto de saber que algo malo podría pasarles. Pero Zibuky sabe que el peligro los acecha y debe darse prisa.
.
- Y por qué mi cajita? le dice Sinamoon extrañado, estas enojado conmigo?
.
- Noooo, cómo crees, si yo te quiero mucho, sólo quiero que juguemos y que tú no hagas ningún ruido, después te daré un premio si me haces caso de estar calladito, quieres?
.
- Entonces Zibuky toma sus cajitas mágicas y saca los polvos de estrellas que le permitirán que nadie los mire por unos minutos, tiempo suficiente para esconderse del peligro que no ha visto, pero que sabe que los rodea.
.
Mientras tanto, los tres duendes malvados se están acercando y cuando están a punto de extender sus manos huesudas hacia los duendecitos, estos desaparecen ante tus ojos!!!
.
- Huyyyyyyyyyyyyy grita uno de los duendes malos, el más miedoso de ellos, dónde están, están embrujados!
.
- Cállate le dice el otro duende, es su magia para esconderse, pero los encontraremos y se los llevaré al hada de la noche para que los cocine con sus sapos y lagartijas y no quede nada de ellos.
.
- Zibuky aprovecha los gritos de los duendes para caminar sin hacer ruido mientras nadie puede verlos y se lleva a Sinamoon a esconderlo debajo de una hiedra espinosa que será su refugio.

0 comentarios: