30 sept. 2009


Mientras tanto, en la ciudad de los muertos, el hada negra de las noches frías observa desde su laguna de fuego lo que sucede
.
- Esos duendes inútiles, le grita furiosa a su espantosa mascota, no sirven para nada! son capaces de dejarse engañar por esos dos pequeños insignificantes. Si no logran atraparlos, los mandaré a alimentar a los cuervos!
.
- Si, si, si si... dice su horrible mascota, a los cuervos, si, a los cuervos, total nunca me cayeron bien! y ambos se ríen como un espeluznante chillido que rompe la noche!
.
La noche transcurre y los duendes malvados están buscando como locos a los preciosos duendecillos que están muy escondidos y sin hacer ningún ruido. Sólo deben sobrevivir la noche, porque al amanecer, los rayos del sol lastimarán los ojos de los duendes malos y les será más fácil escapar a su corteza mágica, porque ha llegado la hora de volver y están un poco lejos.
.
- Si no encontramos a esas ratas coloradas, le dice un duende al otro, el hada negra nos matará!!!!!
.
- Yo mismo te mataré si no los encuentras, le dice el líder, sigue buscando y deja de hablar, que solamente anuncias nuestra llegada.
.
Para todo ésto, el pequeño Sinamoon ya se dió cuenta que eso no es un juego y que tres horribles duendes verdes los están buscando para llevárselos al hada negra y él siente mucho miedo, pero no pude ni hablar de lo asustado que está y apoya su cabecita roja en las cajitas mágicas, como queriendo robarles un sueño tranquilo.
.
- Trata de dormir, le dice Zibuky, no tengas miedo que yo te cuidaré, mañana cuando salga el sol los duendes malvados deberán esconderse entre las ramas y les será muy difícil alcanzarnos antes de llegar a nuestro hogar!
.
- Me lo prometes? le dice Sinamoon con esa carita tan dulce que Zibuky le dice, si, te lo prometo y también te prometo que te regalaré mi pedacito de cielo cuando lleguemos a casa para tu preciosa hada mariposa!
.
- Sinamoon le sonrie porque sabe que lo cuidará y que le regalará su pedacito cielo sólo para convencerlo que no tenga miedo, pero él no se lo aceptará, porque Zibuky también tiene su propia hada mariposa a quien le regalará su trocito de cielo azul y él será valiente para ayudarlo en esa travesía de peligro. Pensando en eso se queda dormido hasta el amanecer, mientras Zibuky cuida su sueño y espera que la noche termine.
.
En eso escuchan un grito
- Ayayayyyyy me estás machucando mi cola, grita un duende malo
- Y el otro le responde con cara de burla, yo crei que era un lagartija muerta! jajaja le dice riéndose en su cara
.
- Cara de lagartija muerte tienes tú, le contesta y ambos se empiezan a pelear jalandose las colas y en lo que los hermosos duendecitos miran la pelea desde su escondite, el mayor de los duendes malvados se acerca por detrás de ellos para sorprenderlos!
.
Cuando está a punto de agarrarlos Zibuky lo mira y toma al pequeño Sinamoon en sus brazos y sale corriendo colina abajo, menos mal que ya está amaneciendo! esos los ayudara a escapar.
.
Pero mientras tanto el malvado duende los sigue muy de cerca, porque no está dispuesto a dejarlos escapar y que el hada de la noche lo condene a alimentar a los cuervos.
.
Sigue detrás de ellos gritando como un lobo para asustarlos y estirando sus horribles manos para atraparlos y cuando casi lo logra, aparecen en el cielo dos preciosas aves de luz para rescatar a los duendecillos

0 comentarios: