30 sept. 2009


- Este rinconcito, le dice Sinamoon a Zibuky, me recuerda a mi jardín.
.
- Es que ahora estamos en un lugar tan lejano de los vivientes, que no han podido descubrirlo y por eso hay mucha magia y los animales se sienten libres y no tienen miedo.
.
- Ahhh dice Sinamoon y entonces hay que tenerle miedo a los vivientes?
.
- Oh sí, se apresura a decir Zibuky hay que tenerles mucho miedo, porque los vivientes si llegaran a encontrarnos, jamás nos dejarían ir y tal vez hasta quisieran encontrar nuestra corteza mágica y nuestro hermoso mundo ya no sería secreto.
.
- Y si nos atrapan? dice Sinamoon.
.
- No nos atraparán, por eso traje nuestras cajitas mágicas que nos ayudarán si fuera necesario!
.
- Bien hecho dice Sinamoon, cuando yo sea grande, quiero ser como tú!
.
- Bah, no te hagas tantas ilusiones le dice Zibuky y los dos empiezan a reír!
.
Ambos están bañándose en el río trasparente, cuando Zibuky escucha un extraño ruido en los matorrales.
.
- Silencio! le dice a Sinamoon que grita como un bebé dentro del agua. He escuchado un ruido y no podemos olvidar que estamos en la tierra de los vivientes donde además habita el hada negra de las noches frías y sus duendes malvados.
.
- Gluupp... se escucha que traga con dificultan el pequeño Sinamoon.
.
Es tan pequeño Sinamoon (piensa Zibuky) que por un momento tiene miedo de no poder protegerlo, pero recuerda las palabras sabias de su abuelo cuando le decía: Si alguna vez estás en peligro, no olvides las palabras mágicas y los secretos que están escondidos en tu cajita de tesoros que un día podrían salvarte la vida.
.
Por eso Zibuky jamás se alejaba de su casita sin sus preciados tesoros.

0 comentarios: