30 sept. 2009


Los dos duendecillos son alzados a los aires en los picos de las aves de luz
.
- Nooooooooooo grita el duende malvado cuando mira que son arrancados casi de entre sus dedos, nooooo el hada negra de la noche nunca me dará mi libertad y mientras dice eso, sus feos compañeros lloran sabiendo que seran alimento para cuervos.
.
Desde las alturas se escucha decir a Sinamoon... siiiiii hemos sido rescatados, yupiiiiiiiiiiiii
.
- Zibuky sonríe de felicidad y se deja llevar por las aves de luz que fueron enviadas por los alados azules para su rescate!
.
Luego de volar por los cielos un rato donde Sinamoon y Zibuky contemplaron los bosques desde lo alto, llegan hasta un camino del color del arco iris en donde las aves de luz los dejan suavemente.
.
- Tengan cuidado, les dicen las aves y vayan en paz que al terminar el arco iris encontrarán la entrada a su corteza mágica donde los esperan.
.
- Que alegría grita Sinamoon que es toda una fiesta en su corazoncito feliz. Vamos a casa Zibuky, le dice, que nuestras hadas mariposa nos están esperando y también un enorme pastel de frambuesas!
.
- Si, le responde Zibuky, vamos a casa y llevemos nuestros pedacitos de cielo para las más hermosas de todas las hadas del mundo!
.
Ambos toman sus cajitas mágicas y emprenden el camino hasta el final del arco iris, donde la corteza mágica se abrirá ante su llegada y donde todo un pueblo lleno de ensueños se sentará a la luz del fuego de una enorme fogata para escuchar las aventuras que tienen que contar Zibuky y el pequeño Sinamoon!

0 comentarios: